Día 5. Reto de 30 días para esposas

Efesios. 4:29

No salga de vuestra boca ninguna palabra mala, sino sólo la que sea buena para edificación, según la necesidad del momento, para que imparta gracia a los que escuchan. LBLA

5 Bienvenida Reto de 30 dias para mujeres casadas Reyna Orozco Meraz AvivaNuestrosCorazones Nancy Leigh Demoss (5)

Edificar = construir. 

Haz comentarios que edifiquen, no que destruyan. Evita los comentarios negativos y concéntrate en los positivos.

●¿Edificas a tu esposo delante de otros, agregándole valor ante sus ojos?  Esto es muy importante para los hijos.

●¿Alabas a tu esposo en presencia de tus familiares (los tuyos y los de él)? ●¿Sabe la mamá de tu esposo cuánto le amas? ●¿Qué tal su papá? 

Quizás puedas enviarles una nota de afirmación o comentárselos cuando los veas. 

Sé creativa en dejarles saber a sus familiares que amas, respetas y apoyas a tu esposo –independientemente de cualquier debilidad de carácter que él pueda tener.

Si la hiciste, me encantará si le tomas una foto y me la enseñas, ¡anímate!

© Por: Nancy Leigh DeMoss. ReviveOurHearts-AvivaNuestrosCorazones.com. Adaptado por: Reyna Orozco Meraz.

Puedes recibir este Reto y otras publicaciones en tu buzón de e-mail suscribiéndote al blog AQUí

y/o acompañarme en estas redes sociales:
   photo newtwitter32x32_zpsf6d2276d.png  photo newfacebook32x32_zps130d8096.png  photo newpinterest32x32_zps5a5ea348.png  photo newgoogle32x32_zps88f6d402.png  photo newrss32x32_zpsa5c9c5b3.png

1 comentario:

  1. Este es un punto muy difícil para mí, ya que tengo tan arraigados ciertas conductas, entre ellas hacer comentarios que no debería delante de mis hijos, que tengo mucho que trabajar en este sentido... Pido a Dios fortaleza para lograr revertir este aspecto, y mostrar ante mis hijos el maravilloso padre que tienen!.... A mi suegra (mi suegro ha faltado hace tres años, pero a él también) siempre le destaco los valores de mi marido, desde hace un par de años hacia aquí sobre todo, cuando mi esposo estuvo fuera trabajando y ella una vez me dijo que solía escucharme quejarme de mi esposo... y doy gracias a Dios que haya sido sincera y me lo haya hecho notar, porque eso me permitió darme cuenta de esa conducta, que - como dije antes - a veces las tenemos tan arraigadas que no nos damos cuenta.
    Una vez más doy gracias al Padre por esta oportunidad en la que me permite hacerme conciente de mi error y rectificar, para bien de mi matrimonio y gloria del Padre! Amen!

    ResponderEliminar

Puedes enviar tus comentarios a mi email

Related Posts with Thumbnails