Sobre el buen vestir

Cuando sobre ropa, moda, “look”, atuendo, facha, guardarropa, “trapitos” (o como gustes llamarles) y buen gusto se trata… es un verdadero PELIGRO no herir susceptibilidades, originalidad, estilo o libertad de expresión de las mujeres en general.

Hablar de este tema escabroso para muchas es como pisar un campo minado… nunca sabes cómo reaccionará si das tu opinión al respecto… algunas se sientes atacadas, otras aprobadas, otras reprobadas, otras apoyadas, otras perdonadas, otras admiradas, otras regañadas y otras juzgadas. En serio, si eres hombre y estás leyendo esto ¡CRÉEME! es un verdadero RETO tocar este “delicado” tema con algunas integrantes del sexo femenino.

Hace poco leí una cita* que me pareció muy acertada e inteligente:

“Viste como te gustaría que otras mujeres vistieran al estar cerca de tu esposo”. Viste como te gustaría que otras mujeres vistieran al estar cerca de tu esposo. Kim Doebler

Si te fijas, no quizá profundiza en muchos detalles y preguntas concisas que algunos hacen como por ejemplo: ¿Qué tan apretada puedes llevar la ropa sin parecer que la traes pintada?, ¿hasta qué altura de la pierna debe ser el vestido?, ¿qué tan grande el escote?, ¿hasta dónde llegan los shorts antes de parecer ropa interior?, ¿qué pasa si tu ropa muestra tu ropa interior?, ¿quién dice la diferencia entre sexy y vulgar? etc. etc. etc.

La frase de Kim me gusta porque NO SUENA a la de una mujer “amargada dictadora”, a “rebelde sin causa”, a la de una “liberal exhibicionista”, a una “chic autoridad sobre moda”, a una “persignada puritana”, o a la de una “ciega indiferente aquí no pasa nada” o a la de cualquier otro calificativo que se nos de sobre temas respecto…noooo! su frase es profunda porque llama a tu sentido común y a tu consciencia… invita a la empatía, al respeto y activar tus sentimientos invita a pensar en los demás.

Cualquier mujer soltera o casada puede ponerse en el lugar de otra mujer intentar vestir con la regla de oro en mente, comenzar a hacer TÚ como te gustaría que hicieran las otras. Sin entrar por hoy en más detalles queridas amigas mujeres las invito a considerar esta frase antes de vestirse cada día.

P.D. *Sí, lo más probable es que ya hayas visto esta imagen con la frase en inglés (aquí la adjunto) ya que afortunadamente al parecer ha estado circulando por todas la redes. (desconozco si la compartió Kim Doebler misma u otra persona), simplemente me gustó, quise traducirla y conservarla en mi blog.

Dress how you want other women to dress around your husband. Kim Doebler

Algunos versículos bíblicos respecto a las vestiduras:

  • Fuerza y honor son su vestidura; Y se ríe de lo por venir. Pro 31:25
  • En todo tiempo sean blancos tus vestidos, y nunca falte ung:uento sobre tu cabeza. Ecc 9:8
  • IAlzad a los cielos vuestros ojos, y mirad abajo a la tierra; porque los cielos serán deshechos como humo, y la tierra se envejecerá como ropa de vestir, y de la misma manera perecerán sus moradores; pero mi salvación será para siempre, mi justicia no perecerá. sa 51:6
  • Isa 61:10  En gran manera me gozaré en Jehová, mi alma se alegrará en mi Dios; porque me vistió con vestiduras de salvación, me rodeó de manto de justicia, como a novio me atavió, y como a novia adornada con sus joyas.(D)
  • Rasgad vuestro corazón, y no vuestros vestidos, y convertíos a Jehová vuestro Dios; porque misericordioso es y clemente, tardo para la ira y grande en misericordia, y que se duele del castigo. Joel 2:13
  • Por tanto os digo: No os afanéis por vuestra vida, qué habéis de comer o qué habéis de beber; ni por vuestro cuerpo, qué habéis de vestir. ¿No es la vida más que el alimento, y el cuerpo más que el vestido? Mateo 6:25
  • Y por el vestido, ¿por qué os afanáis? Considerad los lirios del campo, cómo crecen: no trabajan ni hilan; Mateo 6:28
  • Y sus vestidos se volvieron resplandecientes, muy blancos, como la nieve, tanto que ningún lavador en la tierra los puede hacer tan blancos. Mar 9:3
  • Dijo luego a sus discípulos: Por tanto os digo: No os afanéis por vuestra vida, qué comeréis; ni por el cuerpo, qué vestiréis.Lucas 12:22
  • La vida es más que la comida, y el cuerpo que el vestido. Lucas 12:23
  • Ni plata ni oro ni vestido de nadie he codiciado. Hechos 20:33
  • Pero nosotros, que somos del día, seamos sobrios, habiéndonos vestido con la coraza de fe y de amor, y con la esperanza de salvación como yelmo.1Th 5:8
  • Considerando vuestra conducta casta y respetuosa. Vuestro atavío no sea el externo de peinados ostentosos, de adornos de oro o de vestidos lujosos, sino el interno, el del corazón, en el incorruptible ornato de un espíritu afable y apacible, que es de grande estima delante de Dios. 1Pe 3:2-4

  • Porque sabemos que si nuestra morada terrestre, este tabernáculo, se deshiciere, tenemos de Dios un edificio, una casa no hecha de manos, eterna, en los cielos. Y por esto también gemimos, deseando ser revestidos de aquella nuestra habitación celestial; pues así seremos hallados vestidos, y no desnudos. Porque asimismo los que estamos en este tabernáculo gemimos con angustia; porque no quisiéramos ser desnudados, sino revestidos, para que lo mortal sea absorbido por la vida. 2Co 5:1-4

  • Estad, pues, firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad, y vestidos con la coraza de justicia, Eph 6:14

  • Vestíos, pues, como escogidos de Dios, santos y amados, de entrañable misericordia, de benignidad, de humildad, de mansedumbre, de paciencia; soportándoos unos a otros, y perdonándoos unos a otros si alguno tuviere queja contra otro. De la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros. Y sobre todas estas cosas vestíos de amor, que es el vínculo perfecto. Y la paz de Dios gobierne en vuestros corazones, a la que asimismo fuisteis llamados en un solo cuerpo; y sed agradecidos. Col 3:12-15

  • Por tanto, yo te aconsejo que de mí compres oro refinado en fuego, para que seas rico, y vestiduras blancas para vestirte, y que no se descubra la vergüenza de tu desnudez; y unge tus ojos con colirio, para que veas. Apocalipsis 3:18

  • El que venciere será vestido de vestiduras blancas; y no borraré su nombre del libro de la vida, y confesaré su nombre delante de mi Padre, y delante de sus ángeles. Apocalipsis 3:5

1 comentario:

  1. Un buen amigo me decía, "Siempre vestidita y arregladita para Dios"

    Abrazos!!!

    ResponderEliminar

Puedes enviar tus comentarios a mi email

Related Posts with Thumbnails