Día 12. Reto de 30 días para esposas

Efesios 4:2

Con toda humildad y mansedumbre, con paciencia, soportándoos unos a otros en amor, LBLA

12 Bienvenida Reto de 30 dias para mujeres casadas Reyna Orozco Meraz AvivaNuestrosCorazones Nancy Leigh Demoss (15)

Parte de la dificultad que enfrentas mientras continua con este reto de 30 días, es que deberás luchar por encontrar cosas positivas que alabar en tu esposo. 

¿Te has puesto a pensar en esto?…

Quizás el problema no es con tu esposo. 

●¿Has revisado tu propio corazón?

A veces nos desilusionamos debido a nuestras propias expectativas irrazonables e irreales (Proverbios 13:12). 

Quizás no sea que nuestros esposos están haciendo algo mal; sino que quizá nosotras somos las que tenemos muchas expectativas en algunas áreas.

Nuestras expectativas deben ser llenadas sólo por Dios, de esa forma tendremos la perspectiva correcta para la sanación y la gracia que necesitamos para responder a otros.

Qué triste que le demos más gracia a los demás que aquellos que viven en nuestra propia casa… eso no debería ser así.

Hoy, trata de ver a su esposo a través de los ojos de la gracia. 

Agradécele de manera verbal lo que él ha hecho hasta ahora.

Vamos a otorgar amor y perdón tal y como nos gustaría recibirlos, tratemos como nos gustaría ser tratadas, independientemente de su reacción, oro que Dios te ayude hoy.

© Por: Nancy Leigh DeMoss. ReviveOurHearts-AvivaNuestrosCorazones.com. Adaptado por: Reyna Orozco Meraz.

Puedes recibir este Reto y otras publicaciones en tu buzón de e-mail suscribiéndote al blog AQUí

y/o acompañarme en estas redes sociales:
   photo newtwitter32x32_zpsf6d2276d.png  photo newfacebook32x32_zps130d8096.png  photo newpinterest32x32_zps5a5ea348.png  photo newgoogle32x32_zps88f6d402.png  photo newrss32x32_zpsa5c9c5b3.png

1 comentario:

  1. Ciertamente, descubrí que lo que me airaba, no era mi esposo ni mis hijos, sino yo misma... mis constantes descalificaciones eran hacia mí... bien dicen que "lo que digas de los demás, habla de ti"... y justamente, mis quejas y mis reproches no eran otra cosa que insatisfacción y esta surge de la ausencia de Dios.... cuando volví mis ojos hacia mi interior y vi qu eme falta mucho DIOS, que debo llenar los huecos que encuentro con AMOR, fue cuando agradecí tener a mi lado un esposo que supo soportar mis malos ratos, mi enfermedad (tengo fibromialgia), mis malos humores... hoy el reto es mi esposo pero a renglón seguido, mis hijos... ya que ellos también suelen soportar mis malos ratos y me cuesta entregarme a su amor y ser amorosa... muchas veces el dolor físico me agota y me ciega.... entonces, fue cuando comprendí que mis cargas en manos de Dios son menos pesadas.... y eso va generando sutiles cambios. GRACIAS PADRE POR ESTA OPORTUNIDAD!.... un buen día para cada una y que este reto nos encuentre cada día más cerca de Dios y nos dé fortaleza para ser mejores cada día!

    ResponderEliminar

Puedes enviar tus comentarios a mi email

Related Posts with Thumbnails