Recuperando la feminidad bíblica

Alguien necesita escuchar este mensaje hoy. Considera compartirlo con otros.

IF

If you can keep your head when all about you

Are losing theirs and blaming it on you;

If you can trust yourself when all men doubt you,

But make allowance for their doubting too:

If you can wait and not be tired by waiting,

Or, being lied about, don’t deal in lies,

Or being hated don’t give way to hating,

And yet don’t look too good, nor talk too wise;

If you can dream—-and not make dreams your master;

If you can think—-and not make thoughts your aim,

If you can meet with Triumph and Disaster

And treat those two impostors just the same:.

If you can bear to hear the truth you’ve spoken

Twisted by knaves to make a trap for fools,

Or watch the things you gave your life to, broken,

And stoop and build’em up with worn-out tools;

If you can make one heap of all your winnings

And risk it on one turn of pitch-and-toss,

And lose, and start again at your beginnings,

And never breathe a word about your loss:

If you can force your heart and nerve and sinew

To serve your turn long after they are gone,

And so hold on when there is nothing in you

Except the Will which says to them: “Hold on!”

If you can talk with crowds and keep your virtue,

Or walk with Kings—-nor lose the common touch,

If neither foes nor loving friends can hurt you,

If all men count with you, but none too much:

If you can fill the unforgiving minute

With sixty seconds’ worth of distance run,

Yours is the Earth and everything that’s in it,

And—-which is more—-you’ll be a Man, my son!

Rudyard Kipling

A mi hermanito

Eduardo Meraz y Reyna Orozco-001

Las fotos no lo capturan todo.

Es una lástima.

Es más claro darte cuenta de eso cuando como hoy, me puse a buscar algunas fotos en donde aparecemos juntos…sí, tengo muchas, no tantas como quisiera a decir verdad, pero si muchas.

Por ejemplo, no encontré foto que describa gozo al recibir un pequeño hermano, tampoco de las lágrimas más tarde porque quebraste mi armónica o rompiste mis dibujos. De la frustración de que alguien pueda llegar a hacerte de niña enojar tanto y a la vez no puedas imaginarte la vida sin él.

Hay muchas fotos de los buenos momentos y las sonrisas, de momentos “importantes” compartidos, pero no las hay de las lágrimas juntos, de las preguntas sin respuesta y de los momentos decisivos que hemos atravesado en la vida, de donde no brillaba el sol y costaba dar pasos al no ver claro el futuro, donde nos tuvimos el uno al otro para hacernos fuertes en la fe.

Es una lástima que en las fotos no se escuchan tus ruidosas carcajadas, ni tus ojos brillantes cuando hablas de tus sueños. No se escuchan los acordes de las tardes musicales, ni las frases de canciones que quedaron sin terminar.

Y también quisiera algunas fotos que incluyeran la sensación de manejar a tantos lados contigo, platicando sin parar (sobre todo cuando voy sola manejando por las calurosas o lluviosas calles de la ciudad). Aún recuerdo tus palabras, oraciones y abrazos cuando sentía que se me había roto el corazón.

No encontré fotos del trabajo, del cansancio, del esfuerzo acumulado, de la carga por otros, de oraciones y desvelos…

Todo eso sin embargo, lo llevo en mis recuerdos.

Te he visto desde que naciste, me consta el milagro que fue y que sigue siendo tu vida.

Siempre supe que brillabas, no por tu propia luz sino por el don de vida y alegría que Dios depositó en ti.

Aún "te veo" de 3 años de edad, correr por los pasillos del supermercado saludando a todos con tu enorme sonrisa diciendo a todos “Hola! Me llamo Eduardo” mientras tus chinos saltaban al compás de tus pasos con esa energía inconfundible que siempre te caracterizó, "te veo organizando" a todos los niños de la escuela y la colonia para todo y comenzando nuestros pequeños e infantiles negocios, escucho tu ruido.

Es MUY extraño escuchar a mis hijos cantando canciones que escribimos, grabamos y cantamos juntos, jamás me lo imaginé (y les gustan!).

Los años han pasado, hace mucho que ya no compartimos ya el mismo techo, ni la misma cantidad de tiempo, ni las mismas palabras, ni las mismas amistades y menos actividades.

Es extraño saber que tengo un pequeño hermano que es mucho más grande que yo, en estatura obviamente y en muchos aspectos también.

Hay cambios, muchos, sin embargo sé, que en el corazón, siempre compartiré contigo un lugar y por supuesto la misma misión.

A la distancia te he visto crecer, siempre imaginando el hombre en el cual te convertirías. En muchas cosas acerté. En otras obviamente no. Muchos podrán ver sólo lo que les gusta, lo que les sirve o lo que les conviene de ti, yo he tenido la oportunidad de ver eso y aún más. No me ciego, en medio de todas tus virtudes y todas tus debilidades, para mi no cambia el hecho de que eres y siempre serás mi hermano.

Has sido puesto a prueba muchas veces, seguramente así seguirá siendo en tantos aspectos de tu vida, muchas batallas más, muchas preguntas más, muchos caminos, cimas, valles y desiertos, flores, espinas, frutos y pastos verdes para descansar.

Espero seguir viéndote peleando batallas, ganando guerras, conquistando territorios de tantas áreas de la vida, sin soltar la espada, sin bajar tus alas, sin perder la chispa, la luz o la alegría...cerca o a la distancia.

You were meant to dream, You were meant to shine, You were meant to love, to give and serve.

You have an awesome and important role here on earth, represent God in all you do, it’s a mission He gave you before your birthday, that´s why he saved your life. Don´t ever forget it.

Eduardo, Lo que te ha sido dado úsalo sabiamente. No esperes que todos comprendan ni que todos lo aprueben.

Aún falta mucho por caminar, por recorrer, por disfrutar por aprender.

Jamás cierres tus ojos ante la oportunidad, ante el crecimiento ante la verdad.

En todo terreno podrás crecer, tienes tantas promesas y he visto el cumplimiento de muchas, faltan más.

I love you Eduardo from day number one.

A man like you is a great blessing, one of a kind.

You´re unique, lovely and great, always know it and remember it, enjoy life even if anybody get to know who you are, and stay humble even if everyone know how awesome you are.

I love you, always forever.

Your big sis,

Reyna

The older I get…the surer I am

Por si no te habías dado cuenta… quizá ya sea hora…

The older I get, the surer I am that im not running the show

Familia

La familia no siempre es de sangre. Son las personas en tu vida que te quieren en la suya, aquellos que te aceptan por quien eres, esos que harían cualquier cosa por verte sonreír y que te aman, sin importar lo que pase...

La familia no siempre es de sangre.

Oh sí…

Almas y cuerpos

You dont have a soul. You are a Soul. You have a body.

41 Evidencias de orgullo

1.¿Desprecias o ves como inferiores a las personas que son menos educadas, menos acomodadas o menos exitosas que tú?

2.¿Te ves a ti mismo como una persona más espiritual que tus compañeras o hermanas de tu iglesia?

3.¿Tienes un espíritu crítico hacia aquellos que no viven de acuerdo al mismo estilo de vida que tu has escogido, tales como criterios sobre forma de vestir, educación de los hijos, tipos de entretenimiento, etc.?

4.¿Encuentras con facilidad las faltas en los demás, verbalizando esas ideas a otros? ¿Tienes una lengua cortante y crítica?

5.¿Corriges y criticas frecuentemente a tu compañero, pastor o a otras personas en posiciones de liderazgo (maestros, directivos, etc.)?

6.¿Le dedicas un tiempo excesivo al esfuerzo por mantener tu apariencia física—cabello, maquillaje, ropa, peso, forma física? ¿Evitas tener las señales de envejecimiento?

7.¿Estas orgullosa de la agenda que llevas, de cuán disciplinada eres o cuanto puedes lograr?

8.¿Eres motivada por el reconocimiento, la aprobación, la aceptación o el halago de los demás?

9.¿Eres argumentativa o te gusta discutir?

10. ¿Siempre piensas que tu forma de hacer las cosas es la forma correcta, la única manera de hacerlo o la mejor forma?

11. ¿Tienes un espíritu sensible? ¿Te ofendes fácilmente? ¿Te hieren los sentimientos fácilmente?

12. ¿Pretendes ser lo que no eres? ¿Tratas de dar una mejor impresión de ti misma, mas allá de lo verdadero? (¿Se sorprenderían las personas de la iglesia si supieran como eres realmente en tu casa?)

13. ¿Te cuesta admitir que estás equivocada?

14. ¿Te cuesta confesar tus pecados a Dios y a otros (no en cuanto a generalidades, sino de manera específica)?

15. ¿Tienes dificultad de compartir con otros tu verdadera necesidad espiritual y tus luchas?

16. ¿Te cuesta orar en voz alta con los demás?

17. ¿Eres excesivamente tímida?

18. ¿Te cuesta relacionarte y ser amistosa en la iglesia con las personas que no conoces?

19. ¿Te resientes cuando se te pide algo o cuando se espera que sirvas a tu familia o a otros?

20. ¿Te pones a la defensiva cuando eres criticada y corregida?

21. ¿Eres perfeccionista? ¿Te impacientas con las personas que no lo son?

22. ¿Tiendes a ser controladora —de tu esposo, de tus hijos, de tus amigos, de aquellos con los que trabajas?

23. ¿Interrumpes a las personas frecuentemente cuando están hablando?

24. ¿Se siente tu esposo intimidado por tu “espiritualidad”?

25. ¿Siente tu esposo que nunca podrá llenar tus expectativas de lo que significa ser un buen esposo o un líder espiritual, etc.?

26. ¿Te quejas con frecuencia —del clima, de tu salud, de tus circunstancias, de tu trabajo o de tu iglesia?

27. ¿Hablas mucho de ti misma?

28. ¿Estás más preocupada por tus propios problemas, necesidades y cargas que por las preocupaciones de los demás?

29. ¿Te preocupa lo que otros piensen de ti? ¿Te preocupas demasiado por tu reputación o la de tu familia?

30. ¿Eres negligente a la hora de expresar gratitud por las “pequeñas cosas”? ¿Hacia Dios? ¿Hacia los demás?

31. ¿Te descuidas en la oración y en la meditación de La Palabra?

32. ¿Te hieres cuando tus logros o actos de servicio no son reconocidos o recompensados?

33. ¿Te hiere que tus opiniones o tus sentimientos no sean tomados en cuenta por tu compañero o por tu jefe, o cuando toman decisiones sin informártelo?

34. ¿Reaccionas ante las reglas? ¿Te disgusta que te digan lo que tienes que hacer?

35. ¿Estás muy consciente de ti misma debido a tu educación o por tu belleza natural o estatus socio-económico?

36. ¿Evitas participar en ciertos eventos por miedo a ser avergonzada o lucir tonta?

37. ¿Evitas estar rodeada de cierto tipo de gente porque te sientes inferior en comparación a ellas o no sientes que estás a su altura?

38. ¿Te sientes incómoda invitando personas a tu casa porque no crees que sea lo suficientemente bonita o porque no puedes atenderlas de manera espléndida?

39. ¿Se te hace difícil hacerle saber a los demás cuando necesitas ayuda (práctica o espiritual)

40. ¿Cuándo fue la última vez que dijiste estas palabras a un miembro de tu familia o compañero de trabajo: “Me equivoqué, ¿me podrías perdonar?’ (Si ha sido hace más de un mes, márcala.)

41. ¿Estás ahí pensando cuántas de estas preguntas le aplicarían a alguien que conoces? ¿Te sientes bien pensando que muchas de estas cosas no te aplican a ti?

Por Nancy Leigh DeMoss © Revive Our Hearts. www.ReviveOurHearts.com

Libro gratis El desafío del amor

Al menos por hoy The Love Dare está gratis para Kindle.

 

Incómodos y fuera de control

Pintura La Barca por Lucy Reyna Reynalandia Incomodanos oh Dios

No sé a ti, pero a mi me gusta y prefiero la “comodidad” que brinda la información, sobre todo cuando es oportuna. Prefiero por mucho saber QUÉ voy a hacer, CUÁNDO , CÓMO, DÓNDE y POR QUÉ….y sobre todo PARA QUÉ.. Me gusta tener en la mano los hechos, los datos, la información para tomar decisiones. Navegar en aguas “seguras”, viajar con todos los mapas disponibles y todo lo que necesito en la maleta.

La verdad es que JAMÁS tendremos todo bajo control, ni todo será cómodo. Por más información y por más planeación que tengas las cosas muchas veces no saldrán como imaginaste, como querías, como previste, como suponías. Las expectativas suelen ser estar MUY alejadas a la realidad.

La vida tiene sorpresas, MUCHAS (agradables y desagradables).

La vida tiene lluvias, tormentas, días soleados, nublados, lo importante es no perder el rumbo, la brújula y mantener en la mente y corazón la meta… recordar que tu no controlas el viento, las olas o el mar.

Lo real es que esa “comodidad” y “dominio” y “control” al cual te aferras es meramente una utopía, algo irreal… sólo Dios tiene poder y dominio sobre todo. Habrás de aferrarte con fuerza y sujetar el timón de barco con valor cuando las aguas se pongan turbias, procurando siempre recordando con humildad que el timón de tu vida lo haz cedido a tu creador y él te dará la estrategia para llegar a playas de paz.

Entonces: ¿Por qué tenemos los humanos tanto interés en saber, controlar y en la seguridad? Porque lo necesitamos a ÉL.

Hoy leí esta oración por Francis Drake, y la tomaré como mía, quizá necesites hacer lo mismo hoy.  (Abajo el que leí originalmente en inglés).

Incomódame Señor… que no le tenga miedo a la falta de control, a los cambios inesperados, a las variaciones, a la incertidumbre. Que toda mi confianza y certidumbre esté en ti, mi capitán.

INCÓMÓDANOS SEÑOR, por Francis Drake

Incomódanos, oh Señor,

Cuando estemos demasiados satisfechos con nosotros mismos;

Cuando nuestros sueños se han convertido en realidad

Porque hemos soñado muy poco,

Cuando hemos llegado seguros porque hemos navegado muy cerca de la orilla.

Incomódanos, oh Señor,

Cuando con la abundancia de las cosas que poseemos

Hemos perdido la sed por las Aguas de Vida

Enamorándonos de la vida,

Hemos dejado de soñar con la eternidad

Y en nuestros esfuerzos por construir una nueva tierra ,

Hemos permitido que nuestra visión de un nuevo cielo se esfume.

Incomódanos, oh Dios,

A retarnos más fuertemente y aventurar en mares más anchos

Donde las tormentas muestren tu señorío;

Donde al perder de vista la tierra podamos ver las estrellas

Te pedimos que alejes el horizonte de nuestras esperanzas,

Y que nos empujes hacia el futuro con fortaleza.

Valentía, esperanza y amor.

Incomódanos, oh Señor,

Cuando estemos demasiados satisfechos con nosotros mismos;

Cuando nuestros sueños se han convertido en realidad

Porque hemos soñado muy poco,

Cuando hemos llegado seguros porque hemos navegado muy cerca de la orilla.

Incomódanos, oh Señor,

Cuando con la abundancia de las cosas que poseemos

Hemos perdido la sed por las Aguas de Vida

Enamorándonos de la vida,

Hemos dejado de soñar con la eternidad

Y en nuestros esfuerzos por construir una nueva tierra ,

Hemos permitido que nuestra visión de un nuevo cielo se esfume.

Incomódanos, oh Dios,

A retarnos más fuertemente y aventurar en mares más anchos

Donde las tormentas muestren tu señorío;

Donde al perder de vista la tierra podamos ver las estrellas

Te pedimos que alejes el horizonte de nuestras esperanzas,

Y que nos empujes hacia el futuro con fortaleza.

Valentía, esperanza y amor.

Esto te lo pedimos en el nombre de nuestro capitán que es Jesucristo.

Proverbios 21:31 El caballo se alista para el día de la batalla; Mas Jehová es el que da la victoria.

1 Crónicas 29:12 Las riquezas y la gloria proceden de ti, y tú dominas sobre todo; en tu mano está la fuerza y el poder, y en tu mano el hacer grande y el dar poder a todos.

Nehemías 9:28 Pero una vez que tenían paz, volvían a hacer lo malo delante de ti, por lo cual los abandonaste en mano de sus enemigos que los dominaron; pero volvían y clamaban otra vez a ti, y tú desde los cielos los oías y según tus misericordias muchas veces los libraste. 

Que la “paz”, la “comodidad”, la “certidumbre” y el “control” no nos haga volver atrás…Preferible estar en medio de una guerra CON ÉL… que en una paz aparente sin Él, sin su misericordia y amor, fuera de su voluntad.

El que leí originalmente en inglés:

DISTURB US LORD, by Francis Drake

Disturb us, Lord, when
We are too pleased with ourselves,
When our dreams have come true
Because we dreamed too little,
When we arrived safely
Because we sailed too close to the shore.

Disturb us, Lord, when
With the abundance of things we possess
We have lost our thirst
For the waters of life;
Having fallen in love with life,
We have ceased to dream of eternity
And in our efforts to build a new earth,
We have allowed our vision
Of the new Heaven to dim.

Disturb us, Lord, to dare more boldly,
To venture on wilder seas
Where storms will show Your mastery;
Where losing sight of land,
We shall find the stars.
We ask you to push back
The horizons of our hopes;
And to push back the future
In strength, courage, hope, and love.
This we ask in the name of our Captain,
Who is Jesus Christ.

Related Posts with Thumbnails